Doña Clemencia es una adulta mayor, abandonada, que vive en condición precaria y sola. Los vecinos se contactaron con UNITEL para poder hacer una campaña y se lo logró.

La Policía del Gacip llegó con varios efectivos hasta la zona de Bajo Tacagua, donde ayudar a limpiar la casa. Clemencia se dedica al recojo de basura.

Con la ayuda, además de limpiar la casa, la asearon, la cambiaron y la revisó un médico para poder ver su estado de salud.

Según los efectivos policiales vecinos contaron que cada que ella cobra su bono o renta un joven llega al lugar y después no aparece más.


Aquellas personas que deseen ayudar con ropa, alimentos y otros objetos pueden hacerle llegar a la zona mencionada.

 

Comentarios