La familia Pacari Mamami tiene a gran parte de sus integrantes con discapacidad visual. Pese a ello y a otras dificultades salen a las calles a generar recursos económicos.

Rosmery Mamani, la madre, tiene 36 años pero por la preocupación aparenta de muchos más. Trabaja todos los días y recorre las calles vendiendo dulces y fósforos en La Paz. El padre don Rubén (38) se fue a trabajar al campo por falta de oportunidades en la ciudad.

Pamela tiene 14 años y su visión es casi nula, a pesar de la dificultad sueña con ser veterinaria.

Ronald de 11 es el tercer hijo de la familia y heredó la ceguera de sus padres. Quiere estudiar y salir profesional.

El menor de los hijos es Rudy, un menor de 7 años. Él se convirtió en los ojos de la familia, a su corta edad ayuda a sus padres y hermanos en las calles.

La familia es de escasos recursos y necesitan ayuda, si usted quiere colaborar puede comunicarse al número 605-41060 o al número de cuenta del  banco fie 40011522574 al nombre de Rosmery Mamani.

Comentarios