Sandra Saavedra, la esposa del humorista paceño David Santalla, reclama por el poco apoyo que tienen en Bolivia los artistas y pide a las autoridades un seguro que les permita afrontar de mejor manera los problemas de que salud que se les presentan. Pese a las dificultades el artista paceño es optimista y espera un reencuentro pronto con su público.

“Es hora de tomar en serio a los artistas que durante décadas fomentaron la cultura. El Conejo Ricky, Luisa Molina y cuantos artistas más luchan por su vida”, reclamó Saavedra, en contacto con Unitel.

Ella luce su cabeza rapada en solidaridad con su esposo, David Santalla, quien también está sin cabello a causa de un tratamiento que le aplican para vencer al ‘linfoma no Hodgkin’ un tipo de cáncer complejo y poco común que lo ataca.

Ahora lo necesita David Santalla, mañana o necesitarán otros artistas”, señaló Saavedra.

Pese al largo y duro tratamiento, el cáncer continúa atacando a Santalla quien ha tenido que vender sus libros, dvds, muñecos y otros objetos que tenía y que reflejan su trayectoria como artista. También ha comercializado sus muebles y otras pertenencias.

Sobre la decisión de cortarse el cabello, ella no duda en afirmar que lo volvería a “hacer una y mil veces”.

“Ahora sé lo que se siente al despertar con una frialdad en la cabeza, como se sienten los pacientes cuando pierden su cabello, es un frío intenso que no se compara con el frío del miedo y el alma del paciente que lo está viviendo”, indicó Saavedra.

Con 81 años, David Santalla es uno de los artistas más emblemáticos de La Paz y Bolivia. A través de las redes agradece el apoyo que recibe y espera reencontrarse con su público. 

"Gracias por sus oraciones y su fidelidad durante 58 años. Es solo un hasta pronto, reciban todo mi amor y agradecimiento infinito", señala parte del mensaje que compartió Santalla en su cuenta en Facebook.


Comentarios