Un hecho insólito es lo que está viviendo la familia Banegas después de que una mona de la especie conocida como martín o capuchinos llegó a su domicilio en el Plan 3000 y no se desprende de uno de los perros del hogar. Lo que preocupa a la familia es que el animal ha atacó a un niño. 

Este ejemplar apareció en el techo de la casa la mañana del jueves y desde entonces continua en el lugar. Doña Simona Yépez, propietaria de esta vivienda pide que alguien se haga cargo del animal, pues señala que provoca destrozos.

También te puede interesar: Aprehenden al hombre que envenenó con raticida a dos perros en Cochabamba

Mis plantitas se las está comiendo, se entra a la cocina y está por todo lado”, dijo.

Según otras personas que viven en esta la casa, la mona está muy apegada a Chuto, uno de los perros de este hogar, con el come, duerme y juega durante varias horas.

“Está súper encariñada con el perro, nadie se le puede acercar”, señaló Diego Añez, hijo de Simona.

La preocupación de la familia se explica porque en el hogar vive un niño que cuando intentó acercarse a Chuto, fue atacado por la mona en dos oportunidades y terminó con heridas producto de mordidas y ahora se encuentra con tratamiento preventivo.

“Me da miedo que lo vuelva a morder”, dijo Simona Yépez.

Ante el pedido de auxilio, Bomberos Voluntarios Jenecherú llegaron al lugar para atrapar al animal; sin embargo, no lograron su propósito pues tenían el temor de causarle algún daño.






Estamos esperando a que el mono vuelva al hogar”, señaló el bombero Diego Pizarro, pues el animal había salido de la vivienda.

Hasta la mañana de este sábado la mona no volvió al domicilio, personal de la secretaria de medio ambiente de la Gobernación vía telefónica se comprometió asistir al lugar y buscar la manera de atrapar al animal, someterlo a exámenes para evaluar su estado de salud y posteriormente liberarlo en su hábitat.

Comentarios