Le dedicó más de 20 años a la vida religiosa, fue estudiante de teología y le faltaba poco para ejercer el sacerdocio. Fray Wilberth Daza Rodas, un religioso que fue asesinado el sábado por la noche en la iglesia San Francisco, en Santa Cruz de la Sierra.

Tenía 44 años, a los 20 se interesó por ingresar al grupo religioso en Macharetí, donde estuvo cinco años ligado al grupo franciscano y posteriormente estudió teología y filosofía durante otros cinco años a nivel licenciatura.

Llegó a ser fraile menor y le faltaba poco para ejercer el sacerdocio, pero la noche del sábado, en días por la semana santa, le quitaron la vida, según el informe forense, por varios golpes en el cuerpo y la cabeza.


Daza Rodas había sido destinado a varias iglesias para seguir con su vocación de servicio. Estaba hace cuatro años en la capital cruceña, donde se preparaba y alistaba el camino para ser sacerdote.

Su hermano Edil Daza contó que “era tímido en un principio y después entró al grupo y ya no lo dejó, no abandonó”, y añadió: “Quería ser sacerdote, me dijo cuando esté de 45 años o un poquito más”.

Este lunes por la tarde se dio inicio al velorio de Wilberth Daza Rodas en Macharetí, donde le darán sepultura. Amigos y familiares lo calificaron de una buena persona, que tenía vocación por ayudar a los demás, hoy, descansa en paz. 

Comentarios