Un perro paralítico que debe usar silla de ruedas para movilizarse finalmente encontró a su alma gemela. Su nuevo dueño, Darrell Rider, comparte su peculiaridad debido a que también necesita transportarse con apoyo como el animalito y decidió adoptarlo

El can se llama Bandit y llevaba años en el refugio de Gwinnett Jail Dogs en Georgia y sus trabajadores pensaban que no encontraría nunca un hogar, ya que fue devuelto hasta cuatro veces por la cantidad de atenciones especiales que requiere.

"Bandit dejando la Unidad 1C por última vez con su nueva familia", escribió este refugio de Georgia en Facebook.

Tanto el perro como su nuevo dueño padecen el mismo tipo de parálisis, según ha asegurado Sue, por lo que la pareja sintió una conexión mucho más profunda y le permitirá tener los debidos cuidados.

Tras un mes a prueba con el animal, la pareja comprobó que se adaptó a ellos sin ningún problema. Ahora Darrell comparte sus nuevas aventuras junto a Bandit en redes, ganándose el alivio de varios usuarios ante este final feliz.

Míralos juntos en este video:


Comentarios