Nació en una familia humilde y muy trabajadora el 11 de julio de 1981. Desde pequeño Jhiery Fernández soñó con convertirse en médico, un objetivo que logro alcanzar;  sin embargo, nunca se imaginó que iba a ser encarcelado, acusado y juzgado por un crimen que no cometió.




Nacido en Oruro, Jhiery es el mayor de tres hermanos. Salió bachiller del emblemático Colegio Nacional Simón Bolívar de Oruro, para posteriormente ingresar a la Unidad Técnica de Oruro para formarse como médico.

Concluidos sus estudios hizo su residencia en Cochabamba y luego se mudó a La Paz para trabajar en un hogar de acogida dependiente de la Gobernación. Fue entonces que el sueño que tenía comenzó a convertirse en una pesadilla que duró 7 años.

El ‘vía crucis’ de Jhiery comenzó el 13 de diciembre de 2014, cuando un bebé de 8 meses llamado Alexander, que estaba en un hogar de acogida sufrió una descompensación y posteriormente falleció. El informe del deceso no descartaba que hubiera sufrido abuso sexual.

Fue así como se inició una batalla legal que de acuerdo al abogado de Jhiery estuvo plagada de irregularidades

Mira aquí el Informe Especial sobre lo que le tocó vivir a Jhiery Fernández.

Comentarios