La espera por largas horas, y a veces hasta días, es una realidad que se ve hace mucho tiempo afuera de los hospitales de primer, segundo y tercer nivel en Santa Cruz y gran parte del país.

En el transcurso de los días, la red UNITEL pudo recolectar una gran cantidad de casos de personas que con mucho dolor e incomodidad deben esperar en bancas, sillas, en el piso, con lluvia o sol, afuera de los hospitales por atención médica.

La espera para conseguir una ficha para alguna especialidad también es un problema de nunca acabar, muchos acuden a los centros médicos por semanas en busca de un espacio para ser atendidos.

Don Roberto sufre en puertas del Hospital Japonés, tiene problemas en los pulmones, no puede dormir por el dolor, además, tiene otros problemas en sus extremidades que le impiden caminar, pero no lo atienden ya que aseguran que no hay espacio ni en emergencias.

El señor Pablo Mérida, de 48 años, se encuentra acostado en un banco a pocos metros de la puerta de Emergencias del Hospital San Juan de Dios, donde fue derivado por una orden médica que pasó por al menos cinco hospitales; con los ojos llorosos suplica por atención.

Estas son algunas de las muchas conmovedoras historias que se ven diario en los hospitales que refleja la difícil realidad que deben atravesar las personas, donde muchos soportan el dolor por días, pero otros no corren con la misma suerte y terminan perdiendo la vida.