Un repartidor de comida en China llevaba adelante una jornada normal cuando recibió un pedido de comida con un mensaje que lo inquietó: "Esta es la última comida de mi vida. Este pedido de comida para llevar me lo tienen que entregar a mí", escribió un hombre en el formulario de petición especial de su orden

El pedido era un plato de tofu (una tradicional comida oriental) de 5.50 dólares, según señala el portal AsiaOne.

El repartidor primero dudó sobre la veracidad de la nota, pero luego se alarmó y decidió acelerar el camino a la casa del hombre para ver qué sucedía. Tocó y nadie le abría, tampoco respondía al teléfono.

PUEDES LEER: Fingió ser millonaria y logró vivir 21 días rodeada de lujos sin gastar un centavo

Entonces decidió llamar a la Policía para pedir ayuda pues podía estar pasando algo muy grave, y efectivamente tenía razón. El hombre que hizo el pedido estaba empezando a perder el conocimiento cuando los socorristas consiguieron entrar en su apartamento y lo rescataron. Tras llevarlo al hospital, la policía también se puso en contacto con sus padres.

El hombre habría intentado suicidarse tomando una gran cantidad de somniferos. La terrible decisión la había tomado tras enfrentar problemas con su pareja y haber fracasado en sus inversiones, informó el portal.

Por su parte, el repartidor de comida fue elogiado y recibió una recompensa de 2.100 dólares por parte del servicio de entrega de comida por su rápida acción y "afán de salvar una vida", según publica el portal RT. 

Comentarios