El uso medicina tradicional y natural en la ciudad de El Alto continua siendo una de las principales opciones para curar las dolencias de varias familias alteñas. 

Es el caso de los llamados “hueseros”, un grupo de curanderos tradicionales que se dedican a la sanación exclusivamente de los huesos, ya sean luxaciones, fisuras, fracturas u otro tipo de dolencias.

Una de las familias que se dedica a este rubro tradicional es la familia Choque, que durante 40 años atienden a sus pacientes curando las dolencias de los huesos con el uso de hierbas y plantas medicinales mediante tratamientos diarios. 

TAMBIEN PUEDE LEER: Abuelita vendió todo lo que tenía para comprar un terreno pero fue estafada, la propiedad no existe

“Nosotros curamos con estas plantas naturales, nosotros trabajamos 40 años realizando la cura de distintas dolencias que tienen nuestros pacientes, nosotros somos muy conocidos y profesionales ya que nuestros pacientes vuelven cada vez para hacerse un tratamiento”, contó Andrea Choque. 

Según la curandera, cada sesión podría costar entre 20 a 30 bolivianos, de acuerdo al grado de dolencia de los pacientes.

Por sobre todas las cosas, el tema cultural influye a que muchas generación alteñas, acudan a estos “curanderos tradicionales” que se encuentran en plena Ceja de la ciudad de El Alto.


Comentarios