La señora Vicky tiene seis hijos, vive en Los Yungas, entre lágrimas contó que no cuenta con los recursos económicos para comprar equipos tecnológicos ni internet para que sus hijos puedan pasar las clases virtuales.

El inicio de la gestión escolar, para Vicky, ha sido complicado. Sus hijos, entre los 4 y 16 años, asistían a una unidad educativa y no sabe cómo explicarles que no podrán pasar clases mientras dure la modalidad a distancia.

"Están tristes porque no habrá escuela, ni colegio ni nada", contó la madre entre lágrimas. 

Así como este caso, hay varios en distintas partes del país. Mientras, la federación de maestros hará una evaluación de los primeros días de clases virtuales.

Comentarios