Con motivo del Día de la madre, la red Unitel puso en los ojos de los bolivianos, la conmovedora historia de Maritza y Maribel, quienes fueron víctimas del maltrato y el abandono, pero pese a todo, ellas no se rindieron y buscaron cómo salir adelante.

Desde entonces la ayuda no se dejó esperar, miles de personas se conmovieron con la madre e hija, brindándoles todo tipo de colaboración desde atención médica, donación de ropa y hasta un horno para que Maritza pueda emprender un negocio.

Este domingo se hizo realidad uno de los mayores anhelos de ambas, donde el alcalde de Palca, el presidente de la Cámara de Senadores y los vecinos de la zona Vinto, se comprometieron a darles un terreno y una casa.

Lee también: Maritza y la niña Maribel recibieron atención médica para sus problemas de la vista

Maritza y Maribel vivieron por varios meses dentro de un anaquel en la zona de Chasquipampa de La Paz, sus vidas cambiarán a partir de ahora, pues podrán tener una vivienda propia y ya no pasarán más frío.


La joven madre había manifestado en su oportunidad, que quería una casa “aunque esta sea en la punta del cerro”, pero buscaba darle una mejor vida a su pequeña.

“A los que han hecho la posibilidad por mí y por la niña más que todo, muchas gracias, le agradezco de todo corazón, Dios los bendiga, muchas gracias”, manifestó entre lágrimas, Maritza al momento de la noticia.

Los días de angustia quedaron atrás, Maribel y su mamá no dejan de sonreir, no salen del asombro ante toda la solidaridad de las personas que les brindaron mucho apoyo desde que se hizo pública su historia.

Comentarios