Martha Sepúlveda morirá este domingo 10 de octubre a las 07:00, ella eligió la fecha y la hora. Se someterá al proceso de eutanasia tras lograr la autorización de la justicia de Colombia “y está feliz”, asegura su hijo.

"Mi mamá está tranquila y feliz desde que le dijeron que podía morir porque su vida era literalmente un infierno", cuenta su hijo Federico Redondo Sepúlveda a la BBC.

Martha (de 51 años) es la primera mujer que pidió morir con dignidad sin tener una enfermedad terminal, pero su padecimiento ha convertido su vida en una tortura diaria. Ella sufre de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), 

El dolor que la ha dejado paralítica no cesa, no puede mover las piernas debido al dolor extremo que le provoca la enfermedad, además de otros estragos que ha provocado la enfermedad en su cuerpo.

Federico, un estudiante de derecho de 22 años, reconoce que extrañará a su mamá, pero asegura que él quiere cumplir su deseo de no vivir para sufrir.

"Yo lo vi como el acto de amor más grande que he hecho nunca en mi vida, porque a priori yo necesito a mi mamá, la quiero conmigo, casi que en cualquier condición, pero sé que en sus palabras ya no vive, sobrevive. Ahora estoy enfocado en hacerla feliz, en hacerla reír, en recochar un poco y en que su estancia en la Tierra, lo que le queda, sea un poco más amena", señala Federico  a Noticias Caracol.

El 23 de julio pasado la Corte Constitucional de Colombia amplió los requisitos para acceder y practicar la eutanasia en el único país de América Latina donde está despenalizada.

Seis magistrados votaron a favor y tres en contra de extender el derecho a una muerte digna a quienes padezcan "un intenso sufrimiento físico o psíquico" por causa de una lesión o enfermedad incurable, según la sentencia. Hasta ahora solo se aplicaba desde 1997 a pacientes terminales.

Puede conocer el testimonio de Martha aquíAsí es la primera mujer en aplicarse eutanasia sin tener una enfermedad terminal en Colombia


Comentarios