Doña Miguelina Flores Yujra es una mujer de 37 años que vive en la extrema pobreza junto a sus seis hijos, la mujer trabajar elaborando adobes de día y noche para alimentar a su familia.

Unitel visitó a doña Miguelina, ella vive en la zona de Villa Carreño del municipio de Tarata, distante a una hora de la ciudad de Cochabamba. 

Hace dos años Miguelina fue diagnosticada con cáncer de útero, sin embargo, esta enfermedad que padece no fue impedimento para continuar trabajando por sus seis pequeños niños. 

Miguelina contó que hace cinco años murió su esposo y desde ese tiempo, se convirtió en padre y madre para sus seis hijos, además de un nieto de un año.

“Vivimos en pobreza, soy padre y madre para mis hijitos, tengo que trabajar haciendo adobes para darles de comer a mis hijos, sino quién les va dar de comer", contó doña Miguelina.

Es conocida en el barrio donde vive, un vecino de buena fe le prestó un ambiente de adobe para poder vivir, ya que por los bajos ingresos económicos que tiene, no le alcanza para poder pagar un alquiler. 

“Aquí todos vivimos, nuestras camas están viejitas, hacemos lo que podemos, a veces no hay trabajo para hacer comer a mis hijitos, vivimos en la pobreza”, contó la mujer.

Esta madre se levanta muy temprano para agarrar una pala y picota y empezar a elaborar adobes con la ayuda de todos sus pequeños hijos.

“Todos trabajamos, mis hijitos me ayudan. Esta temporada no hay trabajo, tengo que hacer de todo para llevar alimentos para mis hijos”, reiteró.

Los hijos de doña Miguelina no cuentan con ropa y en algunos casos tienen que compartir las prendas de vestir. La distracción de estos niños es el trabajo con su mamá, ya que por su situación no pueden tener otro pasatiempo con los juguetes.

Esta familia de escasos recursos económicos pide la ayuda de la población cochabambina. Las personas que deseen ayudar pueden llamar 638-51463 o directamente visitar a doña Miguelina. 



Comentarios