Vicenta Yospi, una mujer viuda de 53 años que vive con su hija en la comunidad El Naranjo, es una de las víctima de los voraces incendios que arrasaron en el municipio de Roboré. La semana pasada su vivienda y su terreno donde tenía plantas frutales, fueron arrasados por el fuego. Ahora, temporalmente vive en la casa de vecinos y busca ayuda para reconstruir todo lo que ha perdido.

Llegó del lado de la carretera el fuego, brincó y llegó a mi casa”, contó Vicenta a Unitel, mientras recorría el terreno buscando si alguna de sus plantas de limón, mandarina eucalipto y guapurú podían ser recuperadas.

También te puede interesar: Video: El Bosque Chiquitano va quedando en cenizas

A ver si reviven”, dijo Vicenta, mientras suspiraba y tocaba las hojas secas de las plantas que quedaron de pie.

De lo que era su casa solo quedan parados algunas maderas sostenidos por un poco de adobe. Ella cuenta que ha tenido que buscar donde pasar estas noches y afortunadamente unos vecinos la están apoyando brindándole cobijo;  sin embargo, la ilusión de Vicenta es volver a reconstruir su vivienda y dedicarse a lo que hizo durante toda su vida, trabajar la tierra.

Ojalá alguien se compadezca”, señalaba mientras miraba lo que quedó del fuego.

Vicenta quien enviudó hace muchos años y vive en compañía de su hija. Ambas señalan que toda ayuda es bienvenida, "no importa si es una carpa, una calamina, un colchón para dormir" o incluso plantas para reponer aquellas que fueron consumidas por el fuego, toda ayuda será valorada por esta familia.  

Quienes deseen ayudarlas pueden contactarse con ellas llamando al 635-06877.


Comentarios