Debido a la alarma por vacas y toros que transitaban calles y avenidas de la ciudad, varios uniformados acudieron al llamado de auxilio; sin embargo, uno de ellos quedo herido por el ataque de un animal. El hombre es el mismo que meses atrás había rescatado a unos niños que se encontraban en un edificio en llamas.

Lo teníamos acorralado (a un toro), queríamos meterlo a un módulo pero se me vino de frente. Todos corrieron, me alcanzó, me tumbó y me pisó”, contó Erick Choque, policía de Tránsito.

Erick quedó con raspones y algunas heridas producto del ataque del toro, pero debido a la emergencia en la ciudad, apenas pudo reponerse del ataque retomó la misión que había sido encomendada a los uniformados: agarrar a los animales.

Cerca al mediodía este uniformado llegó a su hogar donde recibió ayuda de su esposa que le limpió las heridas, a un costado estaba su uniforme que quedó con algunas desgarraduras. Todavía sentía un fuerte dolor en su muslo derecho producto del ataque del animal. 

“Ahí fue que me pisó, son animales grandes y pesados. Más bien no resultó a mayores, no me metió  el cuerno en el pecho”, señaló.

El 13 de noviembre del año pasado, Erick Choque no dudo en acudir al auxilio de unos niños, entre ellos un bebé con pocos meses de vida, que se encontraba en un edificio en llamas en la avenida Beni.


El uniformado subió a una escalera que le fue prestada por un vecino y con esta acción heroica rescató a los pequeños que se encontraban con su madre.

La valerosa acción fue reconocida por la población, motivo por el que fue nominado como Cruceño de Oro por Unitel.


Comentarios