Un hecho inusual se registró esta semana en un acto de graduación de nuevos profesionales. A María René Méndez Céspedes se le rompió la fuente en pleno acto, por lo que recibió el título y corrió de emergencia al hospital para dar a luz. 

Con una túnica y su birrete de graduación se sentó en una silla de ruedas para ser socorrida por el personal de la Universidad Privada Domingo Savio en Santa Cruz, de donde ese día se graduaba de ingeniería Comercial. 

Méndez cuenta que asistió al acto de graduación sin ningún malestar, pues estaba previsto que tenga a su bebé la próxima semana. Sin embargo, mientras esperaba sentada para que inicie la entrega de títulos fue al baño y confirmó que se le rompió la fuente, por lo que lo primero que hizo fue avisar a su esposo. Segundos después le entregaron una silla de ruedas y su título profesional mientras le informaban que le entregarán una beca completa al recién nacido. Luego salió de emergencia a un hospital para dar a luz. 

Te puede interesar: Las grandes historias de vida y superación que dejan los niños con autismo en Bolivia

El hecho sucedió la tarde de este jueves y un día después  María René junto con su bebé, que nombraron Cristian Gutiérrez Méndez, están bien de salud. El bebé pesó pesó Kg 3,5. En una de las imágenes compartidas por la familia, la madre luce sonriente y el bebé mientras duerme luce un tono de piel rosado característicos de los recién nacidos. 

Desde la clínica, María René cuenta que pasó su embarazo en medio de la pandemia sin dificultad y no pensaba pasar por esta situación en su acto de graduación. "Asistí al acto porque no tenía ningún malestar. Absolutamente nada", insistió. 

María René tiene 28 años, es de Portachuelo y en estos días aún busca trabajo para ejercer su carrera, que no abandonó pese a los desafíos de enfrentar al mismo tiempo la pandemia, las clases virtuales y la gestación.

Comentarios