El año pasado, esta numerosa pero humilde familia había recibido una trágica noticia. La madre de siete niños había fallecido, motivo por el que los menores se habían quedado a cargo de la abuelita quien esta semana ella también falleció. Ahora el mayor de estos hermanos es el que tratará de cumplir una promesa que le hizo a su madre y, además, asumir el rol de padre para que el resto de los niños salga adelante.

Alan tiene 18 años, es el mayor de sus seis hermanos. La muerte de su mamá hace unos meses fue un golpe muy duro para esta familia, uno similar al que ahora sienten con la partida de su abuelita, de quien no pudieron conocer las causas de su muerte pues no había dinero para la consulta médica.

También te puede interesar: “Gracias por ayudarnos”, con esas palabras Carmen y sus tres nietas destacan la solidaridad de La Paz

Alan ha tenido poco tiempo para desahogarse de estas terribles pérdidas, pues ahora está consciente de que todos sus hermanos dependen de él y busca la manera de generar recursos para que no les falte el pan del día y de esa manera espera cumplir la promesa que le había hecho a su madre.





“Ella me dijo: Hijo vas a cuidar a tus hermanos, no vas a dejar que los separen, mal o bien van a estar ahí ustedes, tienen que apoyarse de hoy en adelante”, así recuerda Alan las últimas palabras de su madre.

Gabriela, José, Ariel, Jhonny, Brian y Andrés son los hermanos de Alan, tienen entre cuatro y 14 años. El miércoles pudieron comer algo a las 15:00, pues a esa hora recién habían conseguido algo de dinero.

Alan no solo busca la manera de generar los recursos. Ellos viven en una pequeña vivienda en la zona Juana Azurduy (El Alto), donde quedan algunas pertenencias que heredaron de su abuelita y donde les enseña a sus hermanos los quehaceres de la casa.





“Están creciendo y están aprendiendo, además también ellos me enseñan muchas cosas. Esos son los recuerdos que tenemos de mi mamá, siempre nos ayudamos entre nosotros”, cuenta Alan.

Pese a las dificultades, los niños son fuertes, juegan, sonríen y quieren seguir estudiando, pero necesitan apoyo para salir adelante.

Toda ayuda será muy valorada por esta familia. Quienes deseen colaborar pueden contactarse con ellos al 624-35698 o al 76598166.



Comentarios