Vivir en una casa sin pagar un solo centavo parece tan irreal como ilegal, pero un hombre de Long Island, Nueva York, Estados Unidos, lo ha conseguido utilizando vacíos legales o chicanas.

Guramrit Hanspal, un hombre de 52 años, ha logrado vivir en una casa durante 23 años, esto después de realizar solo un pago de hipoteca para después valerse de recursos legales, a través de cuatro demandas y declararse en quiebra en siete ocasiones, para evitar ser expulsado.

De acuerdo a los registros judiciales, Hanspal “compró” la casa en 1998 por una cantidad de 290 mil dólares, pero solo realizó un pago de 1.062 dólares correspondiente a las cuotas del préstamo, a partir de ahí no ha abonado más.

Hanspal, señala el New York Post, obtuvo la hipoteca de la casa por medio del banco Washington Mutual, pero tras el incumplimiento de pagos la institución comenzó el procedimiento de ejecución hipotecaria, logrando que en mayo del 2000 el hombre quedara “excluido para siempre” de cualquier reclamo sobre la propiedad, pero no pudo ser desalojado de la casa.

En enero de 2001, Guramrit presentó su primer reclamo de quiebra, uno más se daría en noviembre, dos más en 2002 y otra en 2003.

Para el año 2004, Hanspal transfirió la escritura de la casa a un amigo, a pesar de que no tenía ningún derecho legal para hacerlo.

En el año 2008, tras la crisis financiera, los activos de Washington Mutual fueron adquiridos por la empresa JP Morgan Chase, misma que también intentó, sin éxito, expulsar al hombre. Incluso Guramrit presentó al menos tres demandas contra JP Morgan Chase, por lo que desde hace años se encuentran en una batalla legal.

Para el 2018, la propiedad pasó a ser parte de Diamond Ridge Partners, una empresa de bienes raíces que le ofreció 20 mil dólares para irse, mismos que no fueron aceptados. En 2019 y 2020 volvió a declararse en bancarrota.

El pasado miércoles 30 de junio, en un nuevo intento para que finalmente salga de la casa que ha ocupado por más de 23 años, la empresa dueña de la propiedad fue nuevamente a la corte, pero el juez decidió retrasar el caso después de que el abogado de Hanspal solicitara más tiempo, argumentando que su co-abogado fue contratado un día anterior.

“Este es el último de aproximadamente 40 abogados que han comparecido en vísperas de una audiencia”, dijo al juez el abogado de Diamond Ridge, Jordan Katz.

“Esto es muy típico del acusado: recicla abogados para ganar más tiempo. Este tipo básicamente se está burlando de los tribunales”, dijo Max Sold, que trabaja para Diamond Ridge.

Comentarios