Manuela Fernández, una joven argentina que se encuentra buscando trabajo, contó su más reciente experiencia, un hecho insólito que ha disparado un debate en las redes.

La joven relató en Linkedin que recibió un mail en el que le contaron las razones por las que no había sido seleccionada para el puesto laboral: reírse mucho y mostrarse simpática, lo que fue juzgado como “poco profesional” por los reclutadores.

Manuela contó que en septiembre se postuló para trabajar en una consultora y llegó hasta la etapa de la entrevista personal. Luego le comunicaron que no había sido elegida y eso no le pareció inusual ya que no era la primera vez.

PUEDES LEER: La trágica historia de Gabby Petito, influencer que desapareció en un viaje con su novio

Unos días después volvió a postularse a un empleo tras ver la oferta en internet, pero resultó ser el mismo puesto que había buscado hace poco. Fue entonces cuando le llegó el insólito mail:

“Hola Manuela, gracias por tu CV. Quería comentar que soy compañero de Marcelo, el chico que te entrevistó hace 3 semanas aproximadamente. La vacante es la misma y te recuerdo que no habías quedado seleccionada", le escribieron.

Luego agrega: "Te recuerdo el feedback: nos pareció interesante tu CV y lo que tenés para aportar a una empresa. Pero sonreíste demasiado, te reíste, fuiste muy simpática y no nos parece muy profesional una persona que se sonríe en toda la entrevista".

TE PUEDE INTERESAR: Una abogada que fue adicta cuenta cómo logró dejar las drogas y graduarse con honores

Manuela contó que su primera reacción fue de enojo, pero luego terminó por reírse del asunto ya que su misma actitud será siempre la de ser positiva y eso no lo va a cambiar este “consejo”.

“Al parecer también soy un bicho raro. Una licenciada que se ríe qué cosa... yo pensaba que se sonríe para la vida, y no solo para la foto”, escribió en sus redes sociales.

Y a ti qué te parece esta historia, ¿estás de acuerdo con Manuela o con las personas que no la reclutaron? Deja tu comentario.



Comentarios