Esta fascinante obra, cuya existencia es desconocida para muchos paceños, fue gestionada por los propios vecinos que trabajaron durante años para que el POA destinado a su distrito sea invertido en la construcción del puente.

"Para no dar toda una vuelta, como algunos viven allá en el cerro se hacía peligroso, pero por aquí venir es más fácil", cuenta una de las vecinas. "Cuando uno quiere llegar más rápido a El Alto por aquí es más fácil ya que está cerca de la estación del teleférico amarillo", cuenta otro habitante del lugar.

En Bajo Tacagua hay un mercado y acceso a transporte por lo que aquellos que viven en Pajchari van a abastercer hasta este barrio. Mientras que aquellos que viven en Bajo Tacagua visitan a su barrio vecino por sus espacios verdes para pasear o para realizar ejercicios por la tranquilidad del lugar.

El presidente de la Junta Vecinales de Pajchari contó que se tuvo que insistir con las autoridades municipales para hacerles entender de que la obra era necesaria.

"Vinieron a inspeccionar y decían que no se puede hacer y luego dijeron que sí se podía, pero iba a costar plata, entonces me dijeron que me preste plata por lo que tuvimos que hacerlo de forma mancomunada con otra Junta Vecinal", contó.

Esta obra se ha convertido en una atracción poco a poco. Hasta el lugar llegan turistas y hasta matrimonios a tomarse fotos por el impresionante paisaje que se puede ver desde este lugar.

Conoce más de este sitio en el video de la parte superior y aquí abajo, en una visita que hizo nuestra unidad móvil.