"Creí que moriría en el banco de un parque de un pinchazo en el brazo o de un disparo en la cabeza", escribe Ginny Burton para contar cómo era su vida: una espiral del infierno a la que le habían llevado las drogas. 

Ginny ha mostrado las fotos de ese antes y también del después, a sus 48 años cuando la vida de drogadicta parece un mal sueño y ahora es una graduada universitaria. 

Burton contó qu su madre sufría problemas mentales, era adicta y vendía drogas. Ella la obligó a los seis años a fumar marihuana, con un padre ausente debido a que estaba en la cárcel. A los 12 años ya consumía metanfetamina, mientras que a los 14 conoció el crack, según la historia que contó a la cadena ABC.

TE PUEDE INTERESAR: Peluquera, ama de casa y niñera convertidas en damas de compañía por la pandemia

Su vida se hundía poco a poco, a los 16 un cliente de su madre la violó, un año más tarde intentó suicidarse. Poco después quedó embarazada siendo adolescente y el padre de su hijo fue asesinado.

A los 21 años se inyectaba heroína
, robaba para conseguir dinero y estuvo presa en 3 ocasiones. Tenía dos hijos entonces.

¿Era posible cambiar?

Al final fue la prisión la que le salvó la vida y le permitió encontrar una salida. En 2012 fue detenida en un camión robado y recuerda que el episodio la llevó a decidir un cambio.

Lo primero que hizo fue salir de la intoxicación, comenzó a trabajar como voluntaria en servicios sociales como parte de los programas de la cárcel. Mientras cumpía su pena pasó siete años ayudando a otras personas adictas y empezar a estudiar.

PUEDES LEERMuere en la ruina sin saber que tenía una herencia de 884 mil dólares

Burton se esforzó día y noche para poder ganarle al tiempo y a todos esos años que se las pasó en el infierno de las drogas. Fue admitida en la Universidad de Washington y hasta fue acreedora de una beca de honor. Estudió Ciencias Políticas y fue parte de un destacado equipo académico.

Ahora su vocación está enfocada en ayudar a todas las personas dentro y fuera de las cárceles que viven la pesadilla de las adicciones y no duda en compartir su historia para demostrar que es posible surgir de las cenizas. 

Aquí puedes ver una de sus charlas de motivación:


Comentarios