Virginia Cordero Villalba, de 88 años, es una adulta mayor que recibió la primera dosis contra el coronavirus el pasado mes de abril y tiene miedo infectarse con el virus por lo que no sale de su cuarto a la espera de recibir la segunda dosis.

Era enfermera de profesión, especializada en epidemiología, trabajó en Potosí, Oruro, Cochabamba y Santa Cruz. Ella asegura que “no es solo recibir la primera vacuna, necesitamos la segunda dosis porque es para dar inmunidad completa a la persona. Yo no salgo de mi cuarto, tengo miedo”, comentó Virginia.

“De uno depende no enfermarse y cuidarse. Deben alimentarse bien para tener defensas y no contraer cualquier enfermedad, sobretodo el coronavirus”, sugirió.

Se encuentra preocupada porque la segunda dosis de la vacuna Sputnik V le tocará recibir en julio y sabe que los contagios se han incrementado considerablemente en las últimas semanas en el departamento cruceño. Además siente otra pena por su hijo y su nuera, que se encuentran infectados por el coronavirus.

Virginia se animó a declamar una poesía, dice que se sabe cerca de 200 y en estos días se distrae con la programación de la red UNITEL. “Gracias al canal porque me está dando vida desde mi rincón”, contó.


Pide a la población cuidarse, cumplir con las medidas de bioseguridad para evitar contagiarse con el coronavirus.

  

Comentarios