La Revista decidió visitar una clase para conocer cómo aprenden los más pequeños de la casa en este tiempo.

Encontramos a un maestro de lenguaje enseñando a sus 'alumnitos' a utilizar las palabras más adecuadas para cada situación y así expresarse con mayor propiedad.

Los estudiantes tuvieron que someterse a muchas pruebas para poder aprender estas lecciones, pero las ocurrencias de los pequeños no se dejaron esperar lo que sin duda sorprendió mucho al maestro.

Mira el divertido momento que pasamos junto a estos peculiares estudiantes:

Comentarios