Bolivia y Chile vuelven a reencontrarse en el tribunal de La Haya, en esta oportunidad para resolver el conflicto por las aguas del Silala que se encuentran ubicadas al norte de la Reserva Nacional Eduardo Abaroa, a más de 5.700 metros de altura en Potosí.

Faltando días para el inicio de los alegatos orales, se revive la polémica por el Silala, Chile demando a Bolivia en la Corte Internacional de La Haya.


¿Qué busca Chile?

Evitar pagarle a Bolivia por el uso de esas aguas en su territorio, con el argumento de que el Silala se trata de un río decurso internacional.

"Estamos tranquilos porque Bolivia ha reconocido que el Silala es internacional y los dos tenemos derechos a utilizarlo", señaló Ximena Fuentes, agente chilena en La Haya. 

¿Qué reclama Bolivia?

Bolivia sostiene las aguas del Silala se trata de manantiales que nacen en su territorio y que fueron canalizados de manera artificial para usarse en el vecino país.

“El agua antes iba en un canal mejor conservado, antes lo llevaban en tubería, esto también está descrito en el contrato de concesión de aguas del Silala”, explicó el investigador Milton Lérida. 

Este 2022, una vez más Bolivia se encuentra con Chile en la Corte Internacional de Justicia para determinar si es ¿río internacional o un manantial canalizado?

Hasta ahora no se conoce con exactitud cuáles serán los principales argumentos de Bolivia para demostrar que el Silala es un manantial y no un río, sin embargo, desde el 1 abril los bolivianos podrán conocer los argumentos que presentarán los abogados contratados por el Gobierno.

Comentarios