En el municipio de Colomi, a 49 kilómetros de la capital de Cochabamba, se dedican a la producción de camélidos y en especial de llamas. Se trata de un lugar ubicado en la majestuosidad de la cordillera, donde se observan encantadores paisajes rodeados de lagunas y áreas rocosas.

Esta actividad productiva que solo daba carne y abrigo para sus pobladores, ahora apunta a convertirse en un importante negocio para las comunidades de la región andina del departamento cochabambino.

Son al menos 500 familias las que se dedican a este rubro. Suman más de 50 mil cabezas de ganado de acuerdo a datos del Proyecto de Implementación de Sistemas de Producción, Transformación y Comercialización de Derivados realizado por la Gobernación de Cochabamba.

Se trata de una actividad que promete sustentar económicamente a las familias de esta región. Te dejamos este informe especial para saber más detalles.

Lea también

Comentarios