El nombre de Bolivia es relacionado en el exterior con la producción de droga, así lo señalan informes de organismos internacionales y de países vecinos, que afirman que en Bolivia, se fabrica cocaína.

“Bolivia es un país productor de cocaína”, afirma Francisco Ayala, director de comunicación del Servicio Nacional Antidrogas de Paraguay.

Dos megaoperativos antidroga en Brasil y Paraguay, denominados Turf y A Ultranza, en febrero de este año, fueron resultado de dos años de investigación sobre el envío de cocaína desde Sudamérica a Europa.

La investigación partió de la incautación tres cargamentos: el primero de una tonelada y el segundo de 11 toneladas, ambos en el puerto de Amberes, Bélgica, a mediados de 2020; y el tercero de cuatro toneladas en Países Bajos, en diciembre de 2021.

Según la Agencia de la Unión Europea en materia policial, Europol, esos cargamentos tenían droga que se fabrica en Bolivia. En su informe en febrero de este año señalan: “Las autoridades descubrieron una infraestructura de producción con sede en Bolivia con líneas logísticas y de suministro en Brasil, Paraguay y Uruguay”.

El Senad, argumenta la información de que Bolivia es un país productor con tres datos: los informes de inteligencia, la información recabada de testigos, pilotos y otros traficantes capturados en ese país, y también con base a análisis de laboratorio sobre la droga incautada.

Así también, informes oficiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico de Bolivia (Felcn), publicados en su página web, reportan que en la gestión 2021, se destruyeron en el país 800 fábricas de cocaína.

En tanto, la posición del Gobierno al respecto, es que Bolivia es solo un país de tránsito de la droga peruana.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo asegura: “La droga se produce en países como Colombia y Perú y tiene como destino final los países de Europa”.

Mientras que el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas señala: “Utilizan nuestro territorio para internar avionetas, construir pistas clandestinas donde realizan el acopio de las sustancias”.

Sin embargo, hay otros informes internacionales que también aseveran que en Bolivia se produce droga, el primero es el de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), organismo asesor de Naciones Unidas, que menciona cocaína fabricada en Bolivia.

El otro informe es el de la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos, DEA, que en sus investigaciones de la Operación Los Andes en que fueron capturados ciudadanos bolivianos acusados de conspirar para traficar una tonelada de droga a Nueva York, además del exjefe antidrogas de Bolivia Maximiliano Dávila, cayeron tres proveedores de droga bolivianos, los hermanos Jheyson y Herland Montaño, junto a Jhon Cahuana, que según el informe, tenían una fábrica para producir la cocaína en Bolivia.

Para Fernando Salazar, experto en temas de narcotráfico, la situación del país se complica más si se tiene en cuenta que “tenemos gobiernos que son muy afines en este caso a los productores de hoja de coca”.

Más allá de las versiones de cómo se catalogue a Bolivia respecto al narcotráfico, las cifras oficiales hablan de 800 fábricas destruidas en el país, y los informes de Paraguay, la Europol, la JIFE y la DEA, afirman que en Bolivia sí se fabrica cocaína.

Comentarios