Cada vez son más los ciudadanos argentinos que llegan hasta la frontera con Bolivia para comprar dólares y llevarlos hasta su país donde es muy difícil conseguir esta moneda. 

De acuerdo a los testimonios y antecedentes, los ciudadanos argentinos, por normativa de ese país no pueden comprar más de 200 dólares al mes, por lo que es atractivo al lado boliviano y comprar todo lo que se pueda.


Esta transacción monetaria se transforma en la compra de varios artículos a un precio favorable para los ciudadanos argentinos; Sin embargo, estas acciones estarían incurriendo en delitos penales. 

Unitel se trasladó hasta la región de Villazón para constatar el contrabando de una variedad de productos, en especial, la venta y contrabando de dólares; sin embargo, en la Quiaca no existen puntos de cambios de dólares. 

Los especialistas económicos califican como una fuga de divisas en la frontera. Por su parte, la Cámara de Empresario Privados de Tarija califica de negativo la salida de dólares desde el territorio boliviano.

Comentarios