En marzo del 2021, siete universitarios murieron al caer de un tercer piso de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), fueron obligados a asistir a una asamblea. El 9 de mayo de este año, ocurrió un hecho similar, una granada de gas de uso militar o policial fue activada provocando una estampida y otras cuatro víctimas fatales.

“A mi hija me lo han obligado, pido justicia”, señaló el padre de una de las víctimas en El Alto.

La asistencia a las asambleas es en la práctica obligatoria, al menos si un universitario desea obtener una beca debe es necesario participar de las actividades convocadas por los centros de estudiantes, caso contrario más bien se esperan multas o sanciones económicas.

Ante esta realidad, existe la necesidad de debatir y analizar la situación del sistema universitario. Hablar desde su interior, pero sin afectar las autonomías de las universidades

Los ‘dinosaurios’ así son conocidos los estudiantes que están muchos años en la universidad. Algunos ejercen cargos dirigenciales, como el presidente de la Confederación Universitaria Boliviana, Max Mendoza. 

"Max Mendoza ha pisado muchas universidades. Él ha pisado la universidad de Oruro, Cochabamba, La Paz, Beni", manifestó un estudiante que pidió mantener su nombre en reserva. 

También te puede interesar: "No me gusta a veces ser mujer": 9 de cada 10 mujeres sufren acoso callejero en La Paz, según investigación

En las universidades la permanencia estudiantil no está regulada. Mendoza tiene 52 años y gana más de 3 mil dólares como dirigente.

Esto no solo pasa en Potosí, en la Universidad Mayor de San Andrés 18.723 estudiantes permanecen más de 11 años en la universidad y, más de la mitad recibe beneficios.

De esta manera los dirigentes están décadas dentro del sistema universitario, inscritos en carreras, ocupando un cupo pero que no avanzan en sus estudios.

Esos mismos dirigentes han hecho una forma de vida esta modalidad y en más de un caso no ganarían como profesionales lo que obtienen como miembros de la dirección estudiantil.

"Tenemos un estatuto obsoleto, de hace 30 años, hay temas que no están en el estatuto y como no están normado, cada uno obra de acuerdo a lo que le parece", señaló el rector de la Universidad Tomás Frías, Pedro López. 

El Congreso de Universidades no puede concretarse desde hace 4 años, tras la tragedia en Potosí, esta semana en Beni. También se registraron incidentes y peleas.

En poco más de un año, once universitarios murieron de manera trágica y muchos más quedaron heridos en incidentes. Ante esta situación surgen las preguntas ¿Quién fiscaliza los recursos millonarios que recibe la universidad pública? ¿se lo invierte en forma correcta?

Comentarios