Hablar de la zona de Espejos en Santa Cruz remite a un significado de aguas cristalinas, naturaleza y lugares paradisiacos, la gente que vive en la zona se siente bendecida por disponer de agua que dicen sentir con un sabor dulce.

Pero el 16 y 17 de febrero de 2022, esta zona se relacionó con un conflicto en El Torno, pobladores bloquearon la carretera a los valles cruceños, protestando porque según ellos la concesión a empresas mineras para la explotación de piedra caliza en la zona pone en riesgo de contaminación a sus fuentes.

Para llegar a estos parajes, es preciso llegar a El Torno, a 30 kilómetros de Santa Cruz de allí se viaja media hora en vehículo hasta las puertas del parque Amboró. Cuando la naturaleza cierra el paso a los motorizados es preciso caminar cerca de dos horas hasta llegar a la comunidad Alto Espejo, donde viven unas 500 personas que se dedican a las labores de campo.

La piedra caliza es un material natural, es una roca sedimentaria compuesta por distintos minerales como calcita, arcilla, cuarzo y otros.

A simple vista, en los alrededores las comunidades están rodeadas de cerros comunes y corrientes, llenos de vegetación, pero esconden grandes vetas de piedra caliza que es utilizada para la elaboración de cal y cemento, y es muy cotizado para el negocio de la construcción.

Unitel recorrió la zona, para evidenciar la cercanía de las fuentes naturales de agua en Espejos y los cerros donde abunda la piedra caliza. Con algunas herramientas básicas comprobamos el material que se esconde en estos parajes. Los guías nos explicaron que desde esta zona a las puertas del Amboró se distribuye naturalmente el agua de buena calidad a las diferentes comunidades del distrito 6 de El Torno, así como a otros municipios y hasta llegar a la capital cruceña, pero ¿cómo puede darse la contaminación de estas aguas?

Conoce la respuesta en el reportaje audiovisual que está aquí abajo.

Comentarios