La Feria Internacional de Cochabamba 2022 cierra sus puertas este domingo después de 11 días de intensa actividad de negocios y comercial.

Los organizadores destacan que, en esta versión, la número 38, se logró un movimiento económico de al menos 120 millones de dólares y hubo elevada participación de la población, pues más de 250 mil personas ingresaron al campo ferial de la laguna Alalay.


Unas 1.200 empresas optaron por Feicobol para mostrar sus productos, inversiones y ofertas con el objetivo de mejorar sus ingresos y en una apuesta por la reactivación económica departamental y del país, después de la pandemia del Covid-19.

Esta fue la primera versión sin restricciones, después de que el evento fue suspendido en 2020 y el año pasado se realizó en medio, aún, de prohibiciones por los contagios de la enfermedad.

Los resultados son considerados exitosos por los organizadores que creen que el aparato productivo del departamento se ha visto beneficiado no solo al interior del recinto ferial, sino también afuera, en el rubro hotelero, el gastronómico, turístico y de transporte.



Rueda de Negocios

La Rueda de Negocios 2022 también experimentó un cambio. Después de haber sido en gran medida virtual el año pasado, ahora la mayoría de las citas empresariales, un total de 4.500, fueron presenciales.

El movimiento económico en intenciones de negocios fue de unos 45 millones de dólares, cinco más que el monto que se habían fijado como meta los organizadores, y casi 10 millones más en comparación con el año pasado.

La Cámara de Exportadores de Cochabamba (Cadexco), organizadora de la Rueda, informó que participaron 215 empresas, de las cuales 40 lo hicieron en la modalidad virtual. Los empresarios provenían de 17 países: Chile, Argentina, Bolivia, Panamá, Cuba, Venezuela, Ecuador, Estados Unidos, España, Alemania, México, Guatemala, Colombia, Uruguay, Perú, Costa Rica y Brasil.

La participación se distribuyó de la siguiente manera: 48,8% servicios, 27% industria y 24,2% comercio.

Shows variados

Feicobol fue también diversión. Los espectáculos, los fines de semana y feriados, convocaron a grupos musicales nacionales e internacionales, deleitando a miles de personas.

Este año hubo tres noches especiales: folklórica con la presencia de los Kjarkas, Los Jathas y Negro Palma; de cumbia con los grupos Histeria, Sabor Sabor y la Orquesta de los Hermanos Rodríguez; y la noche internacional con Los Verduleros, Qumbia Juan y los Migrantes, que se efectuó este sábado.

Paralelamente, también se celebró la noche de Oruro, con música típica del Carnaval, hubo shows con varios grupos de cumbia, y presentaciones de bandas, entre otros.

Finalizada la versión 38, Feicobol, que anunció que busca un espacio propio, ya piensa en la Feria internacional de Cochabamba de 2023.

Comentarios