Granjas vacías, avicultores desesperados y trabajadores temerosos de perder su empleo. Ese es el panorama que se vive actualmente en las pequeñas y medianas avícolas cochabambinas que proveen no solo al departamento sino también a gran parte de occidente. La causa es la escasez de maíz que está golpeando a todos los sectores pecuarios de Bolivia.

El presidente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Rolando Morales, dice que la falta del grano muestra la urgente necesidad de que el Gobierno permita el uso de biotecnología en los cultivos para que se garantice la provisión todo el año.

El objetivo debería ser, señala, evitar que, por falta de alimento, los sectores pecuarios pierdan lo logrado en años. Uno de los rubros más golpeados por esta situación es el avícola, que inyecta más de Bs 300 millones al año a la economía boliviana.

La producción en las granjas en Cochabamba es cada vez más reducida debido a la escasez de maíz. "Sin maíz no hay pollo porque es el alimento principal y esta situación es insostenible", dice una avicultora.


Puedes leerProductores alertan que además de la escasez actual de maíz "nadie garantiza" el grano para 2023

Sin maíz y con una producción casi nula, las granjas de pollos tuvieron que reducir personal, y ahora presentan un panorama desolador. Según datos de los avicultores, el 90% de las avícolas están en similar situación.

Los productores de pollo temen que tendrán que tomar la decisión, en las próximas semanas, de cambiar de rubro. La situación en las granjas de gallinas ponedoras también es preocupante, si bien están produciendo, la escasez de maíz tendrá consecuencias en los ciclos de crecimiento.

Más de 1.300 granjas

Solo en Cochabamba existen 1.315 granjas avícolas en diferentes puntos de sus valles ubicados en los municipios de Quillacollo, Vinto, Colcapirhua, Arbieto y Sacaba.

Según los dirigentes, el sector avícola a nivel nacional requiere 1 millón 300 mil toneladas de maíz este año para producir de manera regular, solo Cochabamba necesita 400 mil toneladas.
Por su parte, el Gobierno, a través de Emapa, tiene previsto almacenar solo 150 mil toneladas hasta junio y rechaza discutir por el momento la posibilidad de importar el insumo alimenticio.

Hace tres semanas semanas amplió los cupos de entrega de maíz para el sector pecuario, pero sigue siendo insuficiente, dicen los productores.


Comentarios