Son itinerantes, pueden ser diurnas o nocturnas, están en distintos espacios y poco o nada se hace para que desaparezcan. Se trata de las denominadas "ferias del contrabando" que han proliferado en la ciudad de Cochabamba.

Este fenómeno comenzó hace unos meses con una sola "feria" en la que algunos comerciantes vendían productos ilegales en la avenida 6 de Agosto, cerca del mercado ‘La Cancha’.

La Intendencia retiró a los vendedores de contrabando al menudeo de ese lugar, pero en vez de frenarlos, los comerciantes optaron por apostarse en varias zonas.

Ahora no solo están en el sur, también en la zona este, en el norte y en el mismo centro. Abren de día, solo en la tarde o únicamente de noche, cuando no hay control municipal.

Mientras este comercio ilegal se fortalece, las industrias nacionales que operan en Cochabamba decaen.



También te puede interesar: Contrabando de dólares: argentinos llegan a Bolivia para llevarse la moneda extranjera

Los empresarios cochabambinos en distintos rubros aseguran que no pueden competir con precios tan bajos y muchos decidieron reducir al mínimo su capacidad, retirar personal y otros optaron por cerrar.

Algunas industrias, principalmente las pequeñas, a veces reportan cero ganancias en una jornada, mientras ven que a las "ferias del contrabando" asiste mucha gente  a comprar la mercadería ilegal.

Movimiento millonario

Según cifras proporcionadas por la Cámara de Industria y Comercio de Cochabamba (ICAM), anualmente al país ingresa mercadería de contrabando por un valor de 3.500 millones de dólares y hasta el momento ha ocasionado que el comercio informal a nivel nacional aumente del 40% al 82% en los últimos tres años.



La ICAM insta a las autoridades a intervenir las "ferias de contrabando" que no contribuyen fiscalmente al país a comparación de los comerciantes y productores formales.

"Cada boliviano que uno ahorra comprando en estas ferias del contrabando es un boliviano que no se queda en el país para pagar el empleo de un familiar de un amigo, lamentablemente son productos fabricados en otros países más económicos que en nuestro medio", indicó Alberto Arze, gerente de la ICAM.



Empresa se cierran

Para la Federación de Entidades Empresariales Privadas Cochabamba (FEPC), el trabajo de la Intendencia, de la Aduana y del Senasag es limitado por falta de personal y no hay constancia en los controles.

La FEPC además alertó del cierre de empresas debido al contrabando. "Hasta septiembre de la gestión pasada se cerraron 1.600 empresas, posteriormente hasta diciembre del 2021 y los primeros tres meses de la presente gestión, 300 empresas han parado sus operaciones  en el departamento de Cochabamba", dijo Luis Laredo, presidente de los empresarios cochabambinos.


Comentarios