Laja es la cuna de la fundación de La Paz, el progreso de este municipio es lento y por falta de oportunidades la migración de su gente es alta.

En este lugar, a 35 km de la ciudad sede de Gobierno, fue fundada La Paz y por Alonso de Mendoza el 20 de octubre de 1.548 y trasladada al lugar donde está actualmente, tan solo tres días después. Sin embargo, en Laja quedó un asentamiento que se mantiene y que según el Censo 2012, tiene poco más de 23 mil habitantes.

Su baja densidad se debe a que su población joven migra a otros departamentos en busca de otras oportunidades de estudio o trabajo.

Parte de la población no cuenta con el servicio de agua y alcantarillado. Los ciudadanos de Laja lamentan el descuido de las autoridades, con gran tristeza Pedro Mayta, el ‘mallku’ de la comunidad, cuenta que para subsistir se dedican a producir y vender lo que pueden. Principalmente su gente se dedica a la ganadería, la producción de leche y del pan de Laja.

“Los ciudadanos de laja se dedican a la crianza de vacas, gallinas y ovejas de esta manera generan recursos económicos para alimentarse”, señala.

Ante un panorama poco alentador los vecinos encuentran una luz de esperanza en el pan de Laja, es su producto ‘estrella’, y nadie puede irse sin probar este delicioso alimento.

Sin agua, sin alcantarillado, sin oportunidades de trabajo y una población que se reduce afectada por la migración de los jóvenes, esa es la realidad de este municipio, que este 20 de octubre recordará un año más, que fue la ‘cuna’ de la ciudad de La Paz y que a busca oportunidades para crecer.

Te invitamos a ver un reporte especial sobre Laja. (Dale clic al video).

Comentarios