Cada año miles de familias en Bolivia sufren a causa de desbordes de ríos, deslizamientos e inundaciones que incluso han provocado la pérdida de vidas humanas. Algunos hogares han luchado para reconstruir lo perdido; sin embargo, tienen temor de revivir estos percances.

Expertos y autoridades coinciden que una buena parte de los desastres naturales se deben a la intervención del hombre. Los asentamientos en áreas no permitidas, los incendios forestales, la deforestación y los cultivos en áreas no aptas para este trabajo son algunas de las causas.  

En Cochabamba Cercado, Tiquipaya, Colcapirhua, Cliza y Arque han sido los más afectados por los desastres naturales.

Muchas familias se preguntan ¿Qué se puede hacer para frenar los desastres naturales? ¿Quiénes son los llamados a trabajar en la prevención? ¿Cómo pueden construir los ciudadanos?

Estas y otras preguntas son respondidas en este informe especial:


Comentarios