De aquel enorme espejo de agua con abundante cantidad de peces solo queda el recuerdo. El Lago Poopó está totalmente seco y aunque los pobladores tienen la esperanza de que se vuelva a llenar, también están conscientes que está en riesgo su supervivencia.




El Lago Poopó está a cerca de 5 kilómetros de la ciudad de Oruro. Su extensión es de más de 2.000 kilómetros cuadrados y su profundidad era de seis metros. Sus profundidades eran habitadas por una diversidad de peces y sus alrededores eran visitados por varias aves.

También te puede interesar: “Este es el desierto Poopó”, así describe un comunario a lo que quedó del segundo lago más grande del país

Juan Pablo y Rufino, ambos con 60 años viven en los alrededores del lago. Cuentan que desde niños navegaban en las aguas del Poopó y aunque señalan que esta es la tercera vez que ha quedado seco, por lo que han visto aseguran que esta es la peor.

Aquellas aguas en las que navegaban han desaparecido y ahora les toca caminar sobre "tierra caliente y rajada", así es como está ahora el Poopó.

Mira nuestro informe especial sobre esta tragedia ambiental:



Comentarios