La trata y tráfico de menores de edad en Bolivia reporta cifras de crecimiento este año. UNITEL, en un Informe Especial, informó que, según estadísticas de la Policía procesadas por el Observatorio de Seguridad Ciudadana, entre enero y marzo de 2022 fueron reportados 296 casos de niños y adolescentes desaparecidos en el país que fueron captados con fines de explotación laboral o sexual.

Esa cifra representa casi todo lo reportado entre enero y diciembre de 2021, cuando las denuncias de menores víctimas de trata y tráfico sumaron 300.


De acuerdo con datos de la Policía, en promedio, el 70% de las cifras de casos de trata y tráfico en Bolivia involucran a niños, niñas y adolescentes.

También te puede interesar: Desarticulan a una banda acusada de trata, tráfico y corrupción de menores

Uno de esos casos es el de Alejandra (nombre ficticio), quien desapareció de su hogar el 20 de febrero pasado. Con solo 14 años, cuando la mayoría de las chicas de su edad aún juega y se dedica al colegio y los amigos, ella fue raptada para ser llevada al trópico de Cochabamba donde sufrió explotación sexual. Su familia logró comunicarse con ella vía telefónica y parecía confundida. Después se supo que estaba bajo el efecto de alguna sustancia.






La hermana mayor de Alejandra denunció a su primo lejano como el principal sospechoso de haberse llevado a la menor hasta el Chapare.

Formas de captación

La coordinadora del programa Protegerles Educo, una entidad que trabaja en la protección de niños y adolescentes, Nancy, Alé, explicó que los menores de edad son captados por los tratantes con dinero, regalos ostentosos, como ropa de marca, promesas de fama y bienes materiales.

Una vez que las víctimas acceden, comienzan a llevárselas voluntariamente o de forma obligada. Muchos llegan al trópico de Cochabamba, considerado epicentro en Bolivia de la explotación sexual de niños y adolescentes, dice Alé.

El Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de Cochabamba indicó que una nueva vía de captación de niños son los juegos virtuales, a través de los cuales los jóvenes son seducidos por los tratantes ofreciéndoles, por ejemplo, crédito para que tengan mayor destreza en el juego de computadora.

"Buscamos que los padres de familia se empoderen de las actividades de sus hijos controlando los sitios web o juegos que manipulan los adolescentes", explica Mariela Arce, directora del Sedeges Cochabamba.

Salió al dentista y no volvió

Felicia Bustamante busca desesperadamente a su hija adolescente desde el pasado 22 de febrero y hasta la fecha Laura Jazmín Coca no aparece.

Salió de la tienda familiar en Cochabamba una mañana para ir al dentista y no retorno más a su domicilio. UNITEL visitó su habitación donde todas sus cosas están intactas. Bustamante dice que ahí encontraron un recibo bancario por una cantidad de Bs 1.200 que una persona le había depositado a la adolescente desde Chile. Su madre presume que fue captada por esta persona.







La Fiscalía especializada en casos de trata y tráfico indicó que sólo en el eje metropolitano de Cochabamba, en lo que va del año, se registraron 50 casos de trata y el 60% está relacionado con menores de edad.

Por su parte, el comandante departamental de Policía de Cochabamba, Rubén Lobatón, indicó que la mejor manera de prevenir estos casos es evitar el fácil acceso de niños y adolescentes a las redes, ya que éstas son actualmente las herramientas que utilizan los tratantes para captar a las víctimas, dijo.

Muy pocas víctimas de trata y tráfico de menores retornan a sus hogares. La habilidad de los tratantes hace que las investigaciones se dificulten; sin embargo, hay una forma de evitar estos casos, la prevención, aseguran especialistas y autoridades.


Comentarios