Estar demasiado tiempo en casa puede ocasionar problemas de alimentación en los niños, una realidad que debemos afrontar en la época actual, ya que por seguridad de nuestros niños los tenemos que tener en casa con poco contacto exterior por temor a que se contagien del coronavirus. Esta situación lleva a que se coma a destiempo o que estén tentados a comidas poco saludables antes de las comidas principales, perdiendo su apetito.

Otro problema que tienen que sufrir las madres es que el encierro y el poco contacto con amigos que tienen sus hijos, les ocasiona problemas de ansiedad que se pueden transformar también en falta de apetito o consumir comidas no saludables en exceso como golosinas, afectando también a su parte emocional y a la conciliación del sueño regular. Entonces ¿qué hacer para enfrentar estos problemas de alimentación en los mas pequeños?, aquí te damos algunos consejos que te ayudarán.

1. Comer juntos en la mesa, sin televisión o juguetes que nos distraigan e integrando al niño en nuestra conversación en la mesa. Toda la familia se queda en la mesa hasta que se termina de comer, estableciendo un tiempo límite. No se puede estar dos horas removiendo el plato.

2 - Enseñar con nuestro ejemplo, comer despacio, masticar correctamente, mantener una dieta variada y equilibrada.

3 - Poner en el plato lo que el niño come, no llenarlo excesivamente esperando que se coma cantidades industriales, no merece la pena, lo pasaremos mal nosotras y se lo haremos pasar mal al niño. Siempre puede pedir más si se lo termina.

4 - Evitar comer entre horas, sea lo que sea. Es muy útil detectar en que momentos el niño empieza a tener hambre y en base a eso establecer los horarios en que tomará sus comidas y snacks. Por supuesto evitar las golosinas y el chocolate, que no deben comerse más que de vez en cuando.

5 - No hacer comidas especiales, toda la familia come lo mismo, a unos les gustará más el menú de un día y a otros el de otro, para gustos, colores. Es evidente que el día que le guste menos, comerá menos, todos lo hacemos y hemos de respetarlo.

6 – Preocuparse de que el niño consuma alimentos ricos en vitaminas que el cuerpo necesita para funcionar correctamente, crecer y desarrollarse con normalidad.

Muchas veces aunque se ponga todo el esfuerzo los niños no están teniendo el aporte de vitaminas que necesitan, por todos los factores que comentamos anteriormente, cuando esta situación se da, preocúpate de tener un gran aliado en casa que despierte el apetito de los niños, colabore a su crecimiento y ayude a conciliar el sueño de los más ansiosos.

BIOZONE Infantil es la única y más amplia línea de jarabes infantiles 100% naturales, óptimos para ayudar a fortalecer y proteger el organismo de los niños. Gracias a su rico sabor, agradable fragancia y a su composición basada en verduras y hortalizas, oligoelementos, vitaminas y otros nutrientes; es seguro y efectivo para acompañar a las mamás en el cuidado de los más pequeños, ya que funcionan como complemento alimenticio sin azúcar, sin gluten, sin lácteos, sin alérgenos y con certificación vegana.

Además, cuenta con el sello de calidad europea que garantiza que sus productos son probados y recomendados cada vez por más familias, aportando soluciones sin efectos secundarios. Tiene 3 presentaciones: Biozone Apetito, Biozone Crecimiento y Biozone Sueño disponibles en todas las farmacias de Bolivia.

¡Mejora el apetito, crecimiento y sueño de tus hijos con Biozone! Soluciones naturales para los más pequeños.

Para más información visita www.biozoneinfantil.com y síguenos en nuestras redes sociales de facebook @Biozoneinfantil e Instagram @BiozoneInfantil.


Comentarios