En verano o en invierno, Bariloche es una de las ciudades más cautivantes de la Patagonia. Se encuentra en la provincia de Río Negro, a orillas del Nahuel Huapi, un enorme lago de origen glaciar, que se caracteriza por su profundidad y sus aguas cristalinas y frías. Su intenso color azul, tanto como sus islas y playas, lo convierten en una de las postales más atractivas de la Patagonia, donde entregarse a la contemplación y al descanso.

Si el plan es ponerse en movimiento, las montañas de Bariloche invitan a experimentar días llenos de adrenalina y practicar deportes como el esquí, el snowboard, el ciclismo, el senderismo y largos recorridos por los paisajes deslumbrantes de la zona. En invierno se destaca su centro de esquí, el más grande de la Argentina, ubicado en el cerro Catedral, a 20 km de la ciudad. En el cerro Otto, en tanto, se puede practicar esquí nórdico, también nombrado como esquí de fondo o cross country.

Otro de los atractivos de la ciudad es su rica y variada gastronomía. Trucha, cordero patagónico, ciervo a la cazadora, goulash o fondue son algunos de los platos regionales que se pueden probar en sus restaurantes.

Las casas de té son otro imprescindible de la gastronomía patagónica, con menús que proponen las meriendas tradicionales de la región: deliciosos pasteles, chocolate caliente, pan casero y dulces, además de las mermeladas elaboradas con las frutas rojas y berries cosechadas en los bosques de la región. Las chocolaterías y cervecerías artesanales también merecen una visita en cualquier tour gastronómico.

Anímate y prolonga un viaje rumbo a Bariloche. Sus recorridos, sus propuestas deportivas, sus paisajes y su cocina conquistan al turista que la visita. Argentina, te espera.

• YouTube: https://www.youtube.com/user/visitarg
• Facebook: https://www.facebook.com/visitaargentina
• Instagram: https://www.instagram.com/visitargentina/
• Twitter: https://twitter.com/visitargentina
• LinkedIn: https://www.linkedin.com/company/33266913

Comentarios