La dependencia emocional es la conducta de subordinación afectiva que se tiene hacia otra persona, los cuales se pueden presentar en diferentes ámbitos como el laboral, familiar, de amistad y principalmente en parejas.

Según la coach en inteligencia emocional, Moira Rueda, este tipo de actitud se da desde que uno es pequeño, en la forma de trato o crianza que dan los padres, lo cual los vuelve emocionalmente dependientes de alguien más.

“Atrás de la dependencia emocional, se esconde un miedo muy fuerte al abandono, al rechazo o a la soledad”, aseguró Rueda.


La experta afirma que este tipo de actitud se refleja en aquellas personas que pese a los maltratos psicológicos y hasta físicos que sufren por parte de su pareja, continúan junto a ellos por miedo a quedarse solos, por lo que soportan y perdón todo.

“Esa persona, ya sea dama o varón, se da cuenta que no lo están tratando bien, que no es lo que él o ella quisiera, pero prefiere eso a volver a sentirse abandonado”, indicó.

Esta actitud tiene una conexión directa con la baja autoestima, ya que la pareja que elegimos es un reflejo del amor propio de cada uno, es decir, si considero que yo no soy digno de amar, buscaré a alguien que me confirme eso.

Es por ello, que Rueda recomienda que antes de comenzar una relación amorosa se debe trabajar en el amor propio para poder valorarnos y así valorar a los demás.

¿Qué hacer contra la dependencia emocional?

Actitud mental positiva, observar los pensamientos propios, cuestionarlos y analizar si realmente estoy en lo correcto.

Aprender a gestionar nuestras emociones, saber que hay una solución para todo y así nutrir mi autoestima y autoconfianza.

Comentarios