Fiorella, Anabel, Graciela, Ronald, Felipe y Ernesto Moreno aceptaron el desafío de averiguar quién puede comer una salteña más rápido y sin derramar.

Hubo de todo durante la competencia, pero se pudo obtener a los ganadores, que aparte de llevarse un gran premio, disfrutaron de la celebración y disfrutaron muchas salteñas.