Son varios los adultos mayores que se topan con problemas para juntar la documentación para poder ser inmunizados con la primera dosis de coronavirus en la Caja Nacional de Salud.

Aseguran que los pasos a seguir son muchos y en algunos casos confusos, pese a que en las puertas de los policlínicos está pegada la información y el trámite a seguir. Cuentan con que no tienen a un familiar con ellos para ser orientados.

Además de hacer las filas, sufren de las bajas temperaturas y de la aglomeración de otros adultos.

Mientras que en otros casos algunos asegurados que cumplieron los pasos respectivos decidieron no colocarse la primera dosis al saber que podía causar alguna reacción.

Comentarios