Con la voz quebrantada, lágrimas y agradecimientos, así se despidió Armin Lluta del sector cocalero de los Yungas este martes durante la asamblea que se realizaba a las afueras del mercado de la coca en la zona de Villa Fátima de La Paz.

El dirigente decidió dejar el cargo de presidente de la Asociación Departamental de la Coca (Adepcoca) y pidió al sector elegir una nueva directiva, tras recuperar los predios del mercado.

“Me voy por la salud de los Yungas, por la unidad de los Yungas (…) permítanme despedirme de ustedes, yo no me aferro al cargo, pero me voy con lágrimas porque han maltratado mujeres, hombres, jóvenes valerosos”, dijo Lluta entre en medio de su discurso.

El exlíder cocalero se mantuvo fuera de las cámaras durante algunos días luego de que haya sido encontrado herido en la zona de la Cumbre paceña.


Luego de días de duro enfrentamiento entre este sector de productores de la hoja de coca y la Policía, pasado el mediodía de este pasado lunes, el comité de autodefensa logró rebasar a los efectivos y recuperó los predios.

“Me voy, gracias Yungas, gracias provincias, gracias hermanos. Que el Gobierno reciba este mensaje, que con Adepcoca nunca más se meta, pero Armin compañeros, no se robó nada, no ha traicionado, no se ha vendido”, manifestó ante cientos de cocaleros.

Lluta concluyó su discurso indicando que su medida cautelar continúa, por lo cual este próximo 19 de octubre se presentará ante la justicia, “así me quiere el Gobierno, entonces voy a ir, por ustedes compañeros”, agregó.

El dirigente fue despedido en medio de aplausos y abrazos de gran parte de los presentes, quienes le agradecieron por su trabajo.

Comentarios