Mientras los asegurados de la Caja Nacional de Salud resignados denuncian que el trámite no funciona, en el Seguro Universitario y la Caja de Salud de Caminos los adultos mayores salen felices tras recibir su dosis de la vacuna anticovid.

El proceso de vacunación avanza sin pausa y de manera ágil en la Caja de Salud de Caminos. La señora Nancy, una adulta mayor que recibió esta mañana su dosis se mostró muy feliz pues pese a haber recibido la ficha número 32 había sido vacunada en la mañana. Ella sostiene que todo fue rápido.

Nos muestran un documento donde estamos de acuerdo para vacunarnos”, contó.

Posteriormente son sometidos a un chequeo médico para evaluar su presión, saturación y si tienen fiebre, posteriormente pasan a una sala donde reciben su dosis.

No he tenido problemas y no ha habido necesidad ni de madrugar”, sostuvo la mujer.

En el Seguro Universitario se veía una larga fila en la mañana; sin embargo, fueron los mismos adultos mayores que confesaron que avanzaba rápido.

Con el carnet de identidad uno recibe una ficha y a esperar”, explicó un adulto mayor que estaba a la espera de su dosis.

En este seguro los requisitos son similares. Se debe presentar el carnet de identidad y el carnet de asegurado. Antes de recibir la vacuna se les entrega un documento de consentimiento donde deben firmar.

Debe haber unas 80 personas, yo soy el 56 pero ya estamos cerca. Una hora más yo creo”, contó el hombre.

En la Caja Nacional de Salud ocurre todo lo contrario. Desde hace varios días los asegurados denuncian que el proceso de vacunación es muy burocrático, existen muchas y largas filas lo que motiva que muchos de los adultos mayores se vean obligados madrugar y permanecer a la intemperie con la esperanza de recibir su dosis.

Comentarios