El personal que la semana pasada quemó el brazo de una bebé que ingresó con vómitos fue suspendido. Desde el Hospital Materno Infantil explicaron que las profesionales cometieron al menos tres faltas en la atención.

Raúl Mendoza, director del Hospital Materno Infantil, explicó que las dos enfermeras y una auxiliar que atendieron a la bebé de cinco cometieron una falta al improvisar una bolsa de agua caliente, con el que la menor se quemó el brazo.

“Ese aspecto estaba prohibido (…) no hay autorización para utilizar esos medios”, señaló Mendoza.

Otra situación que llamó la atención del director del hospital es que una vez ocurrido el accidente, no se informó a los padres lo que había ocurrido.

Agregó que otro protocolo vulnerado fue atender a la bebé cuando no estaba su madre.

“La política en pediatría es que siempre, y más bien exigimos que los niños no estén solos, tienen que estar con el papá, la mama”, dijo Mendoza.

La directora jurídica del Hospital Materno Infantil, Betsabé Arias, señaló que las tres personas que atendieron a la menor han sido apartadas del servicio de pediatría y se inició un proceso interno y auditoría para investigar las causas del hecho

Además, se  informó que la Caja Nacional de Salud (CNS), institución a la que pertenece el Hospital Materno Infantil de La Paz, se adhirió a la denuncia penal contra estas funcionarias.


Comentarios