La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, pidió al Ministerio de Gobierno reconsiderar el comunicado emitido en el que indica que la Policía no realizará ningún arresto ni aprehensión a quien haya infringido las normas definidos en los municipios por temas sanitarios vinculados a la pandemia. La autoridad municipal solicitó apoyo de los efectivos policiales para que la población cumpla con las normas.

"Las Fuerzas del Orden, en este caso la Policía, tienen que hacer cumplir las leyes (…) En El Alto no tenemos cuarentena rígida, pero si necesitamos a la Policía para hacer cumplir la ley municipal del uso obligatorio de barbijo", dijo Copa.

El Concejo Municipal de El Alto aprobó la Ley de Protección de la Vida y la Salud. Con lo que está vigente el uso obligatorio de barbijos, desinfección de espacios públicos, instalación de cámaras de desinfección en trancas, mercados, entidades financieras, entre otras medidas.

Copa recalcó que se tomaron estas medidas debido al incremento de casos de Covid y lograr contener la tercera ola. Aseguró que la situación sanitaria es crítica debido a que los hospitales están colapsados. “No tenemos terapia intensiva ni terapia intermedia, falta oxígeno y falta medicamento”, sostuvo.

Funcionarios municipales han comenzado los controles en las diferentes zonas de la urbe alteña, pero en lugares como Ciudad Satélite se evidenció que algunos choferes, gremiales y transeúntes no utilizan el barbijo.

"Lamentamos que la Policía sea ajena a esta presión de la población. Nosotros nos daremos modos con nuestros guardias municipales”, indicó Rogelio Maldonado, que estuvo como alcalde interino de El Alto durante la ausencia de Copa.

Las sanciones en la urbe alteña no son económicas. Las autoridades explicaron que choferes y gremiales en caso de infringir la norma deben asumir la suspensión de sus actividades por un día. Mientras que los peatones que incumplan deberán realizar trabajos comunitarios.

Comentarios