El representante de las iglesias evangélicas de Bolivia señala que no acatarán la normativa de exigir el carnet de vacuna contra el Covid-19, además solicitaran a sus seguidores tomar medidas si sienten que violan sus derechos.

Luis Aruquipa, representa a las Iglesias Unidas y señala que no se vacunó, precisa que no está en contra de las vacunas, pero sí que se obligue a las personas a partir del 1 de enero a portar el carnet de vacunados, indica que en las iglesias evangélicas no exigirán el documento para participar en los cultos.

"Las puertas del Hades no prevalecerán contra la iglesia de Cristo" dijo Aruquipa quien cree que se viola sus derechos por la obligación de presentar el carnet de vacunado o prueba PCR negativa para poder realizar trámites y transacciones.

Jaime Solares, ex dirigente de la COB, apoya a las iglesias evangélicas, él tampoco se vacunó y argumenta que no lo hará porque “Esto viene de la tesis de reducir a la humanidad a la mitad, plan de los amos del mundo” dijo convencido.

Los representantes de las iglesias evangélicas señalan que coinciden con el vicepresidente David Choquehuanca sobre la medicina natural y sus beneficios para vencer el covid-19.

Transeúntes que escuchaban la postura de los representantes de las iglesias evangélicas reaccionaron indignados, señalan que es importante contar con el carnet de vacunado y promover la inmunización para vencer la pandemia además volver a la normalidad cuidando la salud de todos.

“No tienen un poquito de cerebro, mueren los no vacunados, no podemos llegar a eso, no es barata la atención médica” dijo una mujer que se encontraba en el lugar. “Están desinformando, está muy bien con la vacuna que estemos” dijo otra mujer al oír las declaraciones de los representantes de las iglesias evangélicas. “No es posible que esta gente se oponga a la vacuna, están desinformando, muy mal siendo cristianos que hagan esas cosas” señaló un hombre de la tercera edad que escuchó las palabras de Aruquipa y Solares.

A partir de este 1 de enero entró en vigencia el Decreto Supremo 4640 que ordena que todos los ciudadanos del país deben portar su carnet de vacunación o PCR negativo tomada 48 horas antes para acceder a los diferentes servicios públicos y privados.



Comentarios