Este miércoles dos jóvenes que intentaron izar una bandera de la flor patujú en la plaza Murillo vieron frustrado su intento ante la negativa de policías que indicaron que para hacerlo era necesario pedir permiso a la casa militar.

“Que se respete a todos, que sea un país que integre. Pedimos que en la plaza Murillo, la más importante de Bolivia se reconozca a la bandera de la flor patujú porque representa a los pueblos de tierras bajas”, señaló un hombre que se identificó como Rafael Hurtado.





El joven señaló que el acto se realizaba como un homenaje a las personas que integran la Marcha Indígena que partió de Trinidad el 24 de agosto y arribó este miércoles a la capital cruceña. 

También te puede interesar: Gobernación retira wiphalas de su frontis y denuncia marchistas "pagados"

Acto seguido y acompañado por otra persona se acercó a uno de los mástiles con la bandera de la flor patujú en sus manos y la acomodó para comenzar a izarla; sin embargo, a los pocos segundos, tres agentes de la UTOP llegaron e impidieron su cometido.

“Esas banderas las hacen en la Casa Militar, si quiere que se ice vaya a pedir permiso”, señaló uno de los uniformados.

Finalmente ante la insistencia de los uniformados, el joven dobló su bandera y se retiró expresando su molestia.

Solo pedimos que se respete a todos los pueblos por igual, ninguna cultura tiene que imponerse o someterse a otra”, manifestó Hurtado.


Comentarios