El distanciamiento entre el gobernador, Santos Quispe y la agrupación que lo postuló para ese cargo se hace cada vez más evidente. Este jueves un dirigente de Jallalla pidió a la autoridad recapacitar y le advirtió que la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) de La Paz puede revocar su cargo.

Las críticas surgen porque la asambleísta departamental, Ana María Salgado, es esposa Santos Quispe, que ganó la elección a gobernador.

Quién va a fiscalizar al hermano Santos Quispe es la ALD y su esposa es uno de sus miembros”, señaló Jesús Chura, vicepresidente de Jallalla.

El dirigente recordó que la ALD es autónoma y decidirá si corresponde la suspensión de Santos Quispe por el caso de supuesto nepotismo.

Ética y moralmente no se puede permitir que trabaje la familia o la esposa en una institución pública del departamento”, agregó Chura.

Por su parte, Santos Quispe realizó este jueves una entrega simbólica de la banda de gobernador a su padre, Felipe Quispe, quien guarda sepultura en la comunidad Ajaria Grande, en la provincia Omasuyos de La Paz.

“Vengo a entregar la banda que le pertenece, él es el verdadero gobernador. No te voy a decepcionar, seguiremos adelante”, manifestó la primera autoridad del departamento de La Paz.

Comentarios