Las calles aledañas a la plaza Libertad, lugar donde se realizó la entrada de la Virgen del Carmen, se convirtieron en bares al aire libre luego de que esta actividad concluyera. A pesar de que regía una ley seca decenas de personas consumieron alcohol hasta altas horas de la noche.

La Policía intervino tanto en El Alto como en La Paz más de 10 locales de expendio de bebidas alcohólicas y procedió a desalojar a la gente, informó el coronel Hernan Romero, subcomandante departamental de la Policía.

“Se les ha indicado que cierren (la atención) y la gente se retiró de los lugares para que no se siga infringiendo la norma. Ha habido varios arrestados por violar las disposiciones emitidas por el Gobierno Municipal de El Alto”, informó Romero a Unitel.

También se ha denunciado que varios funcionarios municipales fueron agredidos de forma violenta por lo que se tomará acciones legales contra los responsables de estas acciones.

La entrada folclórica de la Virgen del Carmen es el primer evento de estas características que se realiza desde el inicio de la pandemia en Bolivia.

Previo a la crisis sanitaria que estalló en marzo de 2020, unos 60 conjuntos de danzas nacionales desfilaban a lo largo del día. Este año, sin embargo, ese número se redujo a 11, y se exigió a sus integrantes presentar certificado de vacunación contra el covid-19 y una prueba de antígeno negativa.





Comentarios